SAN PEDRO DEL PINATAR: LA CASA DEL RELOJ Y EMILIO CASTELAR

LUGARES CON HISTORIA. Por Leandro Madrid

Durante los años 1888-1895, el conocido arquitecto de Torre Pacheco Pedro Cerdán construyó, para la familia murciana Servet-Spottorno, una magnífica “villa-palacete” en San Pedro del Pinatar, como residencia veraniega próxima a las costas del Mar Menor y del Mediterráneo.

Es un señorial edificio en estilo ecléctico-modernista, único entre las construcciones de Cerdán, que mezcla detalles góticos, mudéjares, alpinos, etc. y rodeado de un extenso jardín con palmeras, eucaliptos, distintas plantas ornamentales y con paseos y fuentes de bella factura.

Recibió el nombre de “Quinta de San Sebastián” porque su capilla estaba dedicada a este santo. El nombre de Casa del Reloj se debe a que en su fachada se colocó un reloj que aún existe. Hoy es un famoso restaurante de lujo.

En el año 1899 el que fuera cuarto y último presidente del poder ejecutivo de la Primera República Española, don Emilio Castelar y Ripoll, amigo de la familia propietaria, se encontraba gravemente enfermo y, en el mes de mayo, fue invitado a pasar una temporada en la casa para ver si se reponía. A mitad de dicho mes llegó acompañado de un familiar y aún pudo dar algún paseo por las playas, pero el día 25 de mayo fallecía a causa de problemas cardíacos y otras dolencias.

Retrato de Emilio Castelar (1901), de Joaquín Sorolla.

Don Emilio Castelar y Ripoll nació en Cádiz, el 7 de septiembre de 1832, aunque se sintió muy unido a Elda, Alicante, por ser la ciudad de procedencia de su familia.

Estudió en Elda y Alicante, pero hizo la carrera de Derecho en la Universidad de Madrid y después fue catedrático de Historia de España en dicha universidad.

Políticamente fue republicano progresista y fundó el periódico liberal La Democracia.

Don Emilio Castelar y Ripoll, amigo de la familia propietaria, se encontraba gravemente enfermo y fue invitado a pasar una temporada en la casa

Amigo de Pi y Margall, Figueras y Salmerón, fueron los cuatro presidentes del poder ejecutivo de la primera república española en el año 1873.

En 1865 publicó el artículo “El rasgo” criticando a la reina Isabel II, por lo que fue apartado de su cátedra; lo que dio origen a la llamada Noche de San Daniel, día 10 de abril de dicho año.

En el año 1866, involucrado en los sucesos de San Gil, fue condenado a muerte pero se exilió en Francia.

Regresó dos años después, en 1868, interviniendo en el destronamiento de Isabel II, y fue diputado. Con la Primera República fue ministro de Estado, presidente del Congreso y cuarto y último presidente del poder ejecutivo, llegando a gobernar con poderes absolutos. Dimitió al ser derrotado en una moción de censura –2 de enero de 1874–.

Al ser disueltas las Cortes por el general Pavía marchó de España, pero regresó con la Restauración de Alfonso XII y organizó el Partido Posibilista. Poco después dio su apoyo a la monarquía.

Fue el más extraordinario orador de su tiempo. Autor de artículos y estudios históricos, políticos y literarios, y miembro de la Real Academia y de la de Historia.

Ya muy enfermo, vino a San Pedro del Pinatar, Murcia, invitado por sus amigos Servet-Spottorno, pero falleció en el palacete llamado La Casa del Reloj el 25 de mayo de 1899. Fue enterrado en el cementerio de San Isidro.

Leandro Madrid S.
Ldo. en Historia del Arte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.