¿ES IMPORTANTE LA EDUCACIÓN INFANTIL DE 0 A 3 AÑOS?

MI PUNTO DE VISTA. Por Pilar García Cano.

En España la educación obligatoria es de los seis a los dieciséis años, desde la LOGSE en 1990. Esta ley puso en valor la importancia de la Educación Infantil, ya que el mayor desarrollo del cerebro ocurre durante los primeros años de la vida, y depende de los genes; pero también del entorno en que los niños viven. Esta etapa se dividió en dos ciclos, de cero a tres años y de tres a seis, y se estableció la obligatoriedad de su enseñanza por maestros titulados en Educación Infantil.

Hasta entonces, los niños se escolarizaban con carácter de preescolar a los cuatro años en algunos centros públicos y privados, en unidades escolares anexas; y desde los seis meses hasta los cuatro años en las denominadas guarderías, con carácter asistencial, cubriendo las necesidades básicas de alimentación, aseo, vigilancia y juegos. En Murcia había pocas (cinco o seis estatales, tres o cuatro municipales, y unas cuantas privadas).

La ley estableció que los centros deben tener instalaciones que garanticen la atención, vigilancia y cuidado de los menores, debiendo estar registrados obligatoriamente en el entonces Ministerio de Educación y publicarse en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Su vigilancia y control corresponde a Educación, y con las transferencias educativas, esta responsabilidad recae en la Consejería de Educación.

Las leyes posteriores y hasta la ley Celáa han ratificado su necesidad y control.

¿Por qué es importante la Educación Infantil de cero a tres años? Porque, durante los primeros años, el niño asimila y descodifica el lenguaje y es capaz de aprender varios idiomas a la vez. También es capaz de enfocar objetos, mover brazos, arrastrar el cuerpo y coordinar brazos, piernas y cabeza; y establece vínculos con las familias y educadores, algo muy importante para garantizar una buena salud emocional. Las habilidades sociales se aprenden conviviendo y relacionándose con otras personas y con los iguales.

En Murcia llevamos muchos años de retraso, ni siquiera tenemos un capítulo de gastos contemplado en las transferencias educativas.

UNICEF nos dice que los primeros mil días de un bebé, aproximadamente tres años, son cruciales y marcarán para siempre su vida.  El 40 % de las habilidades mentales de un adulto se forman en estos primeros años.

Save The Children en su último informe también nos dice que “no cursar el primer ciclo de infantil tiene efectos sobre el éxito educativo, aumenta el riesgo de repetir curso en el futuro y de perpetuar la pobreza”, y que esto se ha agudizado con la pandemia que vivimos.

Don Andrés Escarbajal, investigador de la Universidad de Murcia en Educación Inclusiva, afirma que “el acceso a plazas públicas es clave para garantizar la igualdad de oportunidades en la educación”, y James Heckman, premio nobel de economía, que “es más rentable invertir en Educación Infantil que en bolsa”, y  en esta misma línea van los informes de la OCDE y de PISA.

En Murcia llevamos muchos años de retraso, ni siquiera tenemos un capítulo de gastos contemplado en las transferencias educativas.

La Comunidad Autónoma no ha tenido ni tiene conciencia del servicio público tan importante que es la Educación Infantil de primer ciclo, y lo gestiona como un lastre que deben asumir los ayuntamientos, y unos por otros, “la casa sin barrer”.

Aquí solo se dio prisa en concertar con la privada el segundo ciclo de Educación Infantil.

Esto ocasiona que históricamente tengamos la tasa de escolarización de cero a tres años más baja de España. La falta de visión planificadora y la desidia institucional provocan que peligre el desarrollo económico y social.

Pilar García Cano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.