ETIMOLOGÍAS MURCIANAS: PERÍN

ETIMOLOGÍAS. Por Santiago Delgado.

Perín es pedanía de Cartagena. En Cartagena, las pedanías se llaman diputaciones. La Diputación de Perín linda con Mazarrón y con el mar. Tiene un castillo modernista, y en él vivió la familia angloalemana Leverkus, encargada de suministrar agua a la urbe y puerto. Leverkus fue el Cónsul inglés que tantas vidas salvó en la Guerra Civil en la Ciudad Departamental y en otras zonas de la provincia, antes Reino. Hay allí un restaurante muy bueno, que recomiendo.

Bueno, pues Perín es nombre catalano-aragonés. Sin duda el de la familia que se instaló allí en el XVII, no antes. Si hubiera sido antes, el enclave se hubiera llamado Lo Perín; ya saben, como Lo Pagán, Lo Poyo y Lo Ferro. Lo pillan, seguro. Perín es, en definitiva, un diminutivo de Pierre, Pedro. O sea, decir Perín es como decir Pedrín, pero en forma de respeto a la etimología. Es de suponer que la palabra sufrió cambio fonético, pues esa “i” final se pronunciaría más o menos como “e”, bien que nasalizada, como corresponde a la lengua de los traspirenaicos. Aquí ya vendría como Perín, lo que es ahora.

Algunos la llaman la Suiza cartagenera. Es muy verde. Y algo alta. De ahí la apelación. Es bonito el nombre. Conserva el aire diminutivo de origen. Y es breve. Buenas credenciales para recordarlo. Perín está rodeado de nombres de origen árabe. Y vete a saber si los catalano-aragoneses que impusieron su apellido no borraron topónimo de esa procedencia. Yo celebro que fuera así. Los Pedrines supieron elegir lugar y poner su apelativo en singular. De andrónimo pasó a topónimo. Muy bien.

El oeste cartagenero es paraje injustamente poco transitado. Y eso hay que remediarlo. Ir a ver su palacete modernista, casa de los señores del lugar, es algo que ya merece la pena.

El oeste cartagenero es paraje injustamente poco transitado. Y eso hay que remediarlo. Ir a ver su palacete modernista, casa de los señores del lugar, es algo que ya merece la pena. Bueno, les explico: de Pierre, aún en Francia, se pasó a Perrin (pronuncien en francés, por favor). Y luego, redujeron la geminada. Esa erre doble que ya no se pronuncia. Y dieron en Perin, siempre pronunciada a la francesa, recuerden. Y ya en España, antes de llegar a nosotros, ya se hizo Perín, que es fonética que el hispanohablante entiende mejor. Claro, desde siempre se ignoró el significado de procedencia, y a nadie le dio por traducir a Pedrín. Menos mal.

Perín es la diputación más extensa de Cartagena. Y no llega a los mil habitantes. Mejor para ellos. Perín es el Cielo en esta tierra. Soleado, marítimo, serrano y muy hermoso. ¡Viva Perín!

Santiago Delgado. @sanmadelmar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.