EL ENTUSIASMO LECTOR

Bellas letras en el Real Casino de Murcia

MÁGICAS PALABRAS. Por Consuelo Mengual.
Leer un buen libro no sólo es un placer, sino también algo bueno para la salud. La escritura y la lectura se encuentran entre los grandes logros del homo sapiens y han contribuido a su capacidad de comunicarse y transmitir conocimientos. De algún modo, fueron precisamente las historias las que nos hicieron humanos, “por ser la forma en la que damos sentido a nuestra experiencia” (Jerome Bruner). “Las novelas más literarias aumentan la capacidad para comprender mejor a los demás” (Castano) y “la poesía es el tipo de ficción más desafiante, capaz de revelar nuevos niveles de significado con cada lectura y relectura” (Arthur Jacobs y Roel Willems). La magnífica arquitectura del Real Casino de Murcia es el escenario ideal que acoge a socios lectores y escritores que comparten su amor por las letras, abriendo también las puertas al público lector. Para conocer un poco mejor este entorno literario hemos dialogado con la Asociación de Poetas y Escritores de Murcia (Francisco Costa), el Foro Poético (Hipólito Romero), el Grupo Literario Antonio Machado (Antonio Leonardo Cantón) y los clubes de lectura (Frisca García, Rosario Guiar, Fuensanta Tornel y Joaquín Pérez -de novela negra), adentrándonos en ese viaje imaginario al que nos invitan los libros.

De izq. a dcha.: Joaquín Pérez, Francisco Costa, Hipólito Romero y Antonio L. Cantón.

¿Qué palabra evoca la lectura?
“Compartir”, como un enriquecimiento de la experiencia lectora (Rosario), de vivencias, ideas e impresiones adquiridas (Frisca), como un encuentro gozoso en torno a un libro (Fuensanta). La lectura es reflexión personal que nos hace crecer y también entretenimiento (Joaquín). Es una fuente de conocimiento, en ella podemos hallar casi todo lo que el ser humano es capaz de necesitar para su proceso emocional y cognitivo (Francisco). Un recital, una representación teatral, para destacar la obra y su autor (Hipólito). La poesía es nuestra razón de ser (Antonio Leonardo).

¿Qué aporta leer y compartir lecturas?
El acto privado de la lectura se potencia con la escucha e intercambio de puntos de vista por personas de distintas edades, experiencias, formas de pensar, lo que ayuda a comprender mejor lo leído (Rosario). A menudo descubrimos aspectos o enfoques que no aparecían en nuestra lectura individual (Frisca). Nos permite estar informados acerca de la realidad, nos proporciona conocimiento, hace que afloren intensas emociones y nos ayuda a escapar a épocas y lugares lejanos (Fuensanta). Permite descubrir muchos elementos de la obra que pueden pasar desapercibidos y ofrece la oportunidad de debatir diferentes puntos de vista del argumento y el estilo. Las reuniones con presencia del autor han dado lugar a debates intensos e, incluso, controvertidos (Joaquín). Ayuda a razonar y, por medio del vocabulario, a progresar en el entendimiento con otras personas. Desarrolla la imaginación, es eficaz contra el estrés y la soledad. A nosotros nos ayuda a conocer nuestro estilo de escritura y a desvelar los mensajes que intentamos transmitir a los demás (Francisco). Es comunicación, conocimiento, sensaciones (Hipólito). Nos estimula para conocer mejor la forma de expresión literaria de creación (Antonio Leonardo).

De izq. a dcha.: Frisca García, Fuensanta Tornel y Rosario Guiar.

¿Qué se siente al escribir y ser recitado ante los demás?
Se ha hablado mucho del ego de los escritores para con sus obras. Es difícil poder dar una opinión imparcial, pues deberíamos tener en cuenta que el escritor (o poeta) escribe para otros, y son ellos los que dan vida a los textos. Leer uno mismo su obra, ante compañeros, puede exacerbar ese ego. No obstante, entre nuestro círculo, aporta la posibilidad de comentarlos, cuestión ésta no disponible en otros ambientes (Francisco). El Foro Poético es un proyecto cultural donde se intenta poner en valor la poesía, desde todos los sectores de la sociedad, y se publica un libro cada curso literario con el título “Desde el corazón de Murcia”, donde se recogen los eventos de todos los meses. Es una antología literaria con el currículum y los poemas o textos de los participantes (Hipólito). En nuestro grupo hay escritores con una gran experiencia literaria y es una riqueza poder compartirla (Antonio Leonardo).

¿Qué libro clásico o canónico podría ser vuestro referente? ¿Qué legado o recuerdo ha dejado?
Tengo un recuerdo especial de “Frankenstein”, de Mary Shelley, un clásico del siglo XIX que suscitó muchas opiniones interesantes y que coincidió con la proyección de la película de la autora. Fue todo un descubrimiento. “La sociedad literaria del pastel de piel de patata de Guernsey”, de Mary Ann Shaffer y Annie Barrows, que ya no pudimos comentar por el confinamiento, nos habla de la superación de las dificultades por medio de la lectura y la amistad. Creo que supuso algo de esperanza y optimismo en estos tiempos tan especiales (Rosario). La “Odisea”, ahí están contenidas todas las historias, todos los sentimientos comunes al ser humano a lo largo de la historia de la Literatura Universal (Frisca). “Don Quijote de la Mancha”, por su evidencia; “El Principito”, que invita a interrogarse sobre lo importante de la vida y nos enseña que el contenido de la felicidad se encuentra en las cosas sencillas; “El infinito en un junco”, de Irene Vallejo, ya es un clásico de consulta imprescindible para todo aficionado a la lectura (Fuensanta). Los clásicos en novela negra son relativamente recientes, como Dashiell Hammett y Raymond Chandler (Joaquín). Bueno, entraríamos en el dilema del “Árbol de la ciencia del bien y del mal”; no hay libro institucionalizado, como no hay un libro que defina un criterio idealístico, sencillamente, porque no existe o es complejo determinar. Cualquier texto puede ser, en un momento dado, bueno o malo. Ahora Baudeleare es tenido como un genio. Considero que todos los libros dejan huella y que cada lector conserva la que más se asemeja a la suya propia (Francisco). Antonio Machado, por ser un poeta completo, con el que tenemos afinidad, y los maestros del romanticismo, como Neruda, Juan Ramón Jiménez, Espronceda, Bécquer.

¿Leer sería un modo de vincularse al mundo?
Es un modo de ampliar nuestra mirada y, por supuesto, nos vincula y compromete, al darnos a conocer realidades diversas contempladas desde muchos puntos de vista diferentes (Rosario). La lectura no sólo te vincula al mundo que conoces, sino también permite transportarte y descubrir mundos nuevos e inimaginables (Frisca). Gracias a la diversidad de publicaciones somos capaces de conocer otras culturas, diferentes ideologías, formas de vida. No leer es como andar a ciegas (Fuensanta). Participar en un club de lectura como los del Casino de Murcia permite, además de compartir la lectura y asistir a las reuniones, realizar otras actividades: sesiones de cine, visitas culturales, viajes en grupo, sesiones literarias… e intercambiar noticias y convocatorias culturales y artísticas. Todo ello fomenta la amistad, la difusión cultural y el contacto social, cuando era sanitariamente recomendable (Joaquín). Con la lectura nos vinculamos al Universo, con la totalidad de lo que somos y representamos (Francisco). La lectura y el recital oral es una forma de comunicación del escritor con el público (Hipólito). La lectura es la base de la cultura en el mundo. Si no se lee, la ignorancia aflora. Leyendo con interés se puede progresar adecuadamente (Antonio Leonardo).

Estas bellas letras encuentran su lugar en la maravillosa Biblioteca Inglesa donde mensualmente se reúnen los clubes de lectura. Allí los lectores han creado estupendas conexiones literarias a través de los libros y de los encuentros con los autores; también el Salón de Actos acoge a los lectores para la proyección de películas. La Pecera Sur, denominada por Alfonso Pacheco “Pecera Literaria”, es el lugar de encuentro de la Asociación de Poetas y Escritores, y también del Grupo Literario Antonio Machado, realizando sus actos abiertos al público en el Salón de Actos, lugar en el que igualmente el Foro Poético proyecta sus recitales, acudiendo una vez al año al Patio Azul para eventos especiales. La Biblioteca, El Congresillo y la Terraza, con el buen tiempo, son lugares idóneos para la lectura individual, aperitivos y cenas literarias.

Muchas son las actividades literarias que los socios pueden disfrutar en el RCM. Los clubes de lectura confían en poder reanudar la actividad presencial y celebrar el Día del Libro, cuyo proyecto quedó pendiente en el año 2020 por las especiales circunstancias de la pandemia. La Asociación de Poetas y Escritores realiza cada año el Acto de Apertura del Curso Literario habiendo nombrado Socios de Honor a personas ilustres como José María Falgas, Dionisia García, Francisco Sánchez Bautista, Soren Peñalver, Eloy Sánchez Rosillo y Teresa Cervantes; y sus “Tardes Especiales” han contado con la presencia, entre otros, de José Cantabella, Santiago Delgado, Charo Guarino, Salvador García, Zacarías Cerezo, Vicente Cervera, Antonio Soto o Teresa Vicente. Quedó pendiente de realizar el acto de presentación del libro que publican. El Foro Poético organizó en 2017 la “Gala del Primer Premio de Poesía”, un “Foro Intercultural Rumanía, Argentina y España” y “Versos de trovos y cante de Lo Ferro” en 2019, además de contar con página web propia y haber editado cinco libros.

Al mismo tiempo, quedan sugeridas algunas ideas como la posibilidad de buscar espacios de vinculación entre todos los foros literarios, sobre todo para “afrontar la lectura de la poesía” (Frisca), así como se expresa el agradecimiento al RCM por toda la ayuda recibida, y con la satisfacción de haber conseguido el respecto del público a través de la cultura y calidad de los eventos realizados.

Estas “Mágicas Palabras” nos han llevado simbólicamente en la búsqueda del entusiasmo del alma de todos los lectores y escritores del RCM y que Virginia Woolf, en “Horas en una biblioteca”, lo expresó de esta manera: “El erudito es un entusiasma sedentario… ir en busca del saber, leer de acuerdo con un sistema, convertirse en un especialista, en una autoridad, es algo que tiene todas las trazas de acabar con lo que preferimos considerar como una pasión más humana, una pasión por la lectura pura y desinteresada”.


Consuelo Mengual.

Un comentario en «EL ENTUSIASMO LECTOR»
  1. Certeras palabras. Murcia y su Casino acogen y cobijan las letras y las artes en diferente tiempo y espacio. Sus hermosos ambientes son el marco apropiado para tan privilegiadas plumas. Honor a quien honor merece.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *