CELEBRAMOS 175 AÑOS DEL REAL CASINO DE MURCIA

Por Carmen García. Fotografías de Ana Bernal.

Después de cumplir 175 años el 12 de junio, el Real Casino de Murcia recibía ese mismo martes a los Socios que, invitación en mano, se disponían a asistir al concierto y cena de gala de los actos organizados para celebrar tan señalado aniversario.

Los actos de conmemoración, que han dado comienzo en el Salón de Baile, se han inaugurado con los discursos del presidente del Real Casino, Juan Antonio Megías, y del consejero de Presidencia, Turismo, Cultura y Deportes de la Región de Murcia, Marcos Ortuño Soto, para dar paso a un cuidado concierto a cargo de la violinista Lola Alburquerque y los pianistas Pedro Valero y Miguel Ángel Rodríguez. El recital conmemorativo, que ha arrancado con la presentación e interpretación de la Obertura para el Casino (1968) de Roque Baños, ha hecho un recorrido por piezas de Isaac Albéniz, Manuel de Falla, Astor Piazzolla y Enrique Granados; todo al abrigo de las lámparas y dorados que envuelven la estancia.  

DISCURSO DEL PRESIDENTE DEL REAL CASINO, JUAN ANTONIO MEGÍAS, PRONUNCIADO EN EL SALÓN DE BAILE:

Excelentísimas e Ilustrísimas Autoridades

Señoras y Señores

Amigos todos

Habitualmente huyo de leer mis intervenciones porque en la lectura se pierde buena parte de la expresividad que aportan la entonación y el ritmo de la voz, y así, no poseyendo la memoria del elefante que me permita memorizar el discurso, me suelo zambullir en las procelosas aguas de la improvisación.

El presidente del RCM, Juan Antonio Megías, durante el discurso.

Sin embargo, me van a perdonar que en esta ocasión lea lo que he escrito, porque quiero que mi intervención quede textualmente recogida en su integridad en los anales de esta institución que hoy cumple 175 años. A cambio de ello seré breve.

Un 12 de junio de 1847 un grupo de personas de la burguesía murciana formalizaron su deseo de crear el Casino de Murcia, del mismo modo que ocurría en muchas otras ciudades de España y de Europa. Los Casinos y Liceos, como las Constituciones escritas, nacieron como consecuencia del espíritu liberal que se adueñó de Europa tras la Revolución Francesa. Fueron el contrapeso social al poder absoluto de las monarquías y al inmovilismo de las religiones, y su herramienta fue la palabra. La expresión libre de las propias opiniones, el contraste civilizado con las ajenas, y la generación de una síntesis de ambas, fue la finalidad común de los Casinos y Liceos. Y también la cultura, el disfrute de la cultura, pues solo desde el conocimiento adquiere su legitimidad la opinión vertida.

Ciento setenta y cinco años después ésa sigue siendo la finalidad de esta institución, de manera que nuestros salones se han consolidado como templos de la palabra libre, dicha con conocimiento y respeto, emitida con el ánimo de construir, expresada con la fuerza de la convicción, pero abierta siempre a la contradicción serena. Libertad, respecto y cultura. Esas son las claves de nuestro modo de ser.

Cumplir 175 años puede parecer que es motivo suficiente para celebrarlo, pero no es el único motivo de hacerlo.

Celebramos que 175 años después de su nacimiento estamos vivos, que gozamos de una excelente salud, que somos jóvenes, que somos una institución que enriquece el tejido social y cultural de la Ciudad de Murcia y de la Región.

Celebramos que contribuimos de manera determinante al desarrollo turístico de nuestra Ciudad, que cada año nos visitan decenas de miles de turistas, y que lo hacen gratuitamente cerca de treinta mil escolares procedentes de nuestra ciudad, de la Región y de las regiones cercanas, niños y niñas que palpan nuestra historia viva.

Celebramos que hemos sido capaces de conservar y de engrandecer nuestro patrimonio, que forma parte del patrimonio común de los murcianos. Trece años después de su reapertura tras el proceso de rehabilitación integral, nuestra sede monumental sigue siendo un motivo de orgullo para todos y su estado de conservación, al que dedicamos la totalidad de los recursos generados por la actividad turística y hostelera, es plenamente satisfactorio.

Celebramos que somos uno de los polos de dinamización cultural de la Ciudad y de la Región, con más de trescientos actos culturales al año: exposiciones de arte, conciertos, recitales, conferencias, presentaciones de libros y tertulias, la mayoría de los cuales son abiertos y de acceso libre y gratuito para todos los ciudadanos.

Celebramos que hoy el Real Casino de Murcia sea más joven que nunca, que los jóvenes llenen sus salas de estudio, que disfruten de su amplia actividad cultural y que pululen por los salones, galerías y terrazas, contagiándonos su juventud, su alegría y sus ganas de vivir.

Celebramos que muchas instituciones, entre ellas la propia Casa Real, el Ayuntamiento de Murcia, Colegios Profesionales, Reales Academias, Universidades, Fuerzas Armadas, Guardia Civil, Asociaciones, y muchas personas de valía, hayan aceptado ser Socios de Honor de esta casa, y que nos honren con ello.

Celebramos que todo ello sea posible por el concurso de muchos, pero muy especialmente por la voluntad de los Socios del Real Casino de Murcia, una institución privada que con sus propios recursos y únicamente con ellos ha logrado alcanzar objetivos de indudable interés público y general.

Hoy celebramos que el Real Casino de Murcia tenga un lugar en el corazón de los murcianos, en su memoria individual y colectiva, en nuestras vidas.

Hace unos días, el Gobierno de la Región de Murcia nos honraba con la concesión de la Medalla de Oro de la Región, un reconocimiento que pone de manifiesto la veracidad de cuanto digo y por el que estamos profundamente agradecidos. Ello nos obliga a perseverar en el camino emprendido hace casi dos siglos, a seguir siendo una institución útil a Murcia y a sus ciudadanos, a seguir ocupando por derecho propio ese lugar privilegiado en el afecto de todos, a ser ejemplares.

Termino mi intervención expresando el agradecimiento de todos cuantos integramos esta joven y vieja institución:

Al Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y, muy especialmente, a su Presidente, Don Fernando López Miras, y a su Consejero de Presidencia, Turismo, Cultura y  Deportes, Don Marcos Ortuño, por ser los impulsores de la concesión de la Medalla de Oro de la Región al Real Casino de Murcia, y por el apoyo y afecto que siempre nos han brindado.

Al Ayuntamiento de Murcia, por confiar en nuestra institución y por la determinante ayuda que en todo momento nos han prestado.

A los Socios de Honor, personas e instituciones, por honrarnos con su pertenencia.

A los Socios del Real Casino de Murcia, a mis compañeros de la Junta Directiva, al Senado, a sus Asociaciones internas y residentes, a los jóvenes asociados y a todo el personal, sin los que nada de cuanto he dicho sería posible.

A los Socios que lo han sido a lo largo de estos 175 años y que ya no están y a los presidentes que me antecedieron, que mantuvieron su promesa de fidelidad con la libertad, el respeto y la cultura, sin cuya contribución nada de lo que hoy conocemos existiría.

Finalmente, a todos ustedes les agradezco su gentil presencia en este acto así como su atención e infinita paciencia para escuchar mi intervención hasta el final.

Muchas gracias.

DISCURSO PRONUNCIADO POR EL EXCMO. SR. DON MARCOS ORTUÑO SOTO, CONSEJERO DE PRESIDENCIA, TURISMO, CULTURA Y DEPORTES, ANTES DEL INICIO DEL CONCIERTO:

Buenas tardes a todos. Querido presidente del Casino, excelentísimas autoridades, estimados amigos:

Es un placer participar como consejero del Gobierno Regional en este acto de conmemoración del 175 aniversario del Real Casino de Murcia; una institución que cumple fielmente su compromiso de mantener la esencia de nuestra sociedad y de contribuir a forjar una conciencia crítica que promueva el avance de nuestra Región.

El Excmo. Sr. D. Marcos Ortuño, consejero de Presidencia.

Queridos amigos, el Real Casino de Murcia cumple 175 años de plenitud. En nuestro majestuoso Casino sigue latiendo el corazón de una ciudad, de su gente y de sus manifestaciones artísticas y culturales.

Como responsable de Cultura y Turismo, siempre defiendo que una visita a Murcia nunca estará completa si no se ha visitado su Casino, uno de los mayores símbolos culturales de Murcia y un atractivo turístico de primer orden. Un imponente edificio que custodia en su interior la esencia del legado histórico, cultural, social y político de toda una ciudad. Sus salones albergan cada año cientos de actos culturales, la mayoría de ellos abiertos a todos los ciudadanos. Pero el Casino atesora también valiosísimas obras pictóricas y escultóricas, en su mayoría de grandes artistas murcianos. No menos valor tiene su fondo bibliográfico, con más de 20.000 volúmenes; un rico patrimonio documental de extraordinaria relevancia e interés para los investigadores e historiadores que acuden a consultarlo.

Todos esos méritos han hecho al Real Casino de Murcia acreedor de esa Medalla de Oro de la Región cuando celebramos además el 40 aniversario del Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia. Un poco antes, en 1979, entraba ya a formar parte de esta casa como Socio su actual presidente, Juan Antonio Megías. En un día como hoy, Juan Antonio, quiero darte la enhorabuena con mi máximo afecto y con el mayor de los agradecimientos en nombre de todos los murcianos. Tu permanente esfuerzo junto a la ilusión y talento de quienes te han acompañado en tus casi 20 años como presidente, han logrado impulsar la actividad de una joya que hoy luce en todo su esplendor tras su restauración y rehabilitación integral que conseguiste impulsar junto a la concesión del título de real.

Queridos amigos, de la mano de sus Socios y su presidente, el Real Casino de Murcia es hoy una institución vigorosa que mira al futuro, que sigue siendo ese punto de encuentro de ideas, de proyectos y de ilusiones que mantienen vivo su espíritu. Después de 175 años de brillante historia, el Real Casino de Murcia ha logrado lo más difícil de todo: seguir siendo lo que siempre ha sido.

Enhorabuena por esta casa. Muchísimas gracias.

Cena de Gala

La noche continuaría en el Restaurante Real Casino de Murcia, con un cóctel de bienvenida servido en el Patio Azul y una cena de gala que, celebrada en el Salón de Té, culminaría con el postre ‘175 Aniversario’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.