Carta del presidente #74

Estimados Socios:

La primavera murciana, siempre adelantada, ha empezado a regalarnos esas luminosas y frescas mañanas de sol como acostumbra cada año. Los días son cada vez más largos y nos animan a disfrutar con intensidad renacida de cuanto nos rodea. El Real Casino de Murcia también experimenta la renovación de cada primavera, y lo hace en el mobiliario de salas y salones, cuyas tapicerías están siendo sustituidas paulatinamente por otras nuevas y más luminosas; las mesas estrenarán nuevos tableros en sustitución de los viejos, rayados y deteriorados tras muchos años de uso constante. La iluminación cenital de las dependencias de la planta noble está siendo renovada, así como los aislamientos térmicos que nos protegerán de los calores del verano. Y así ocurre con muchas otras cosas.

Estamos muy satisfechos del intenso uso que tienen nuestras instalaciones, de las numerosas visitas que tenemos cada día, de los muchos acontecimientos sociales y culturales que se suceden, pero todo ello tiene un precio: el desgaste de las instalaciones y del mobiliario. Por eso, el presupuesto de cada año destina una importante cantidad de nuestros recursos financieros a la reparación y reposición de todo lo que sufre el desgaste del uso constante, así como al mantenimiento en general de nuestras dependencias e instalaciones. Por eso, no nos podemos permitir que la belleza de nuestra casa, reconocida y admirada por todos, se vea ajada por el inevitable paso del tiempo. El Real Casino de Murcia debe lucir siempre con el esplendor recuperado, con la belleza que tanto tiempo y dinero ha costado conservar. Preservar el Casino es un compromiso ineludible de la Junta que me honro en presidir.

Por ello, les exhorto a que hagan uso de nuestras instalaciones y servicios, y que el uso sea respetuoso y considerado con lo que constituye el patrimonio común de todos los socios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.