UN VIAJE ENTRE PALABRAS

UNA APROXIMACIÓN A LA BIBLIOTECA INGLESA DEL REAL CASINO DE MURCIA, UNA BELLÍSIMA ESTANCIA REPLETA DE SABIDURÍA REALIZADA POR LA FIRMA BRITÁNICA WARIN&GILOW EN 1903

Por Consuelo Mengual.

Bella, atractiva, interesante y enigmática podrían ser los mejores calificativos para ensalzar la maravillosa Biblioteca Inglesa del Real Casino de Murcia, pero más sugerente nos resulta cuando nos adentramos en ella para vislumbrar la perfecta armonía de su mobiliario, expresamente realizado en 1913 por la casa inglesa Waring&Gilow en dos niveles: el más bajo, dedicado a lectura y estudio, con sus mesas centrales y escritorios, los cómodos butacones y unas elegantes lámparas; y el nivel en altura, que guarda los libros en espléndidos estantes acristalados, al que se accede por una escalera de caracol en su extremo izquierdo envuelta en un trampantojo que simula la madera y engaña a nuestro ojo. Esta tribuna superior de maderas talladas se sustenta por ménsulas de fundición que transmiten los valores de libertad e ilustración inherentes a la simbología de esta institución: unos flamencos que inician su vuelo a la luz de los potentes rayos del sol expresan la iluminación que produce la lectura e invitan a despegar nuestras alas lectoras con la imaginación y el conocimiento que proporciona la literatura.


Pasear la mirada por los más de 9.000 volúmenes de los siglos XVII, XVIII y XIX, en encuadernaciones antiguas, junto con otros más actuales del siglo XX, todos ellos todavía pendientes de orden y catalogación, es como estar en La biblioteca de Babel de Jorge Luis Borges


Pasear la mirada por los más de 9.000 volúmenes de los siglos XVII, XVIII y XIX, en encuadernaciones antiguas, junto con otros más actuales del siglo XX, todos ellos todavía pendientes de orden y catalogación, es como estar en La biblioteca de Babel de Jorge Luis Borges, ese universo infinito que invita a contemplar y admirar la eternidad de los libros que preceden al hombre. “Basta con que un libro sea posible para que exista”, nos decía. Tenemos un gran tesoro cultural dormido entre vidrieras esperando que sus páginas sean acariciadas por nuestros dedos y nuestra mirada. En él encontramos muchos libros a modo de colección que han pasado a formar parte del imaginario universal. Podemos leer las obras completas de consagrados autores como Pío Baroja, Emilia Pardo Bazán, Marcelino Mendéndez Pelayo, José Echegaray, Pedro de Alarcón, Ramón María del Valle-Inclán, Plutarco, Víctor Hugo, Charles Dickens, André Bretón, El Marqués de Santillana, José Zorrilla, Benito Pérez-Galdós, Jacinto Benavente, Gregorio Marañón, por citar a unos cuantos. 


En sus estanterías están las obras completas de consagrados autores como Pío Baroja, Emilia Pardo Bazán, José Echegaray, Valle-Inclán, Víctor Hugo, Charles Dickens, Plutarco, entre otros


La Biblioteca Inglesa alberga un importante archivo temático de libros que hablan de la Guerra Civil Española, de la Ilustración, de la Historia de la Cruzada Española, El Tercer Reich, las Memorias de W.S. Churchill sobre la II Guerra Mundial, las Cantigas de Santa María de Alfonso X El Sabio, Biblias ilustradas, destacadas enciclopedias y diccionarios, libros de historia, agricultura, filosofía, anatomía, fotografía, legislación, política, biología, arte, naturaleza, sobre los grandes inventos, de toros, de Premios Nobel de Literatura, de escritores ingleses y también de autores murcianos, tomos todos ellos exclusivamente encuadernados para el Casino de Murcia.

Entre las muchas curiosidades que podemos destacar se encuentra una compilación de ejemplares de la revista ilustrada Alrededor del mundo, dirigida por Wandered, que, con sus noticias, comentarios, artículos, publicidad y entretenimientos, nos aproxima al despertar de aquellos días de comienzos del siglo XX. Un artículo de L. Alonso del 16 de enero de 1908 rememora a un Calderón de la Barca al que describe físicamente con su hábito de sacerdote, su melena blanca, recién llegado de Italia, y presumiendo de la ventaja que le concedía su labor teatral para codearse con bonitas actrices, conducta no muy loable de quien vestía hábitos. O la Revista Contemporánea que nos cuenta los viajes en el Ferrocarril Transiberiano de 1900, invitándonos a entrar en el alma viajera de nuestra biblioteca repleta de libros de todos los países y culturas. Así, Pedro de Alarcón en sus Viajes por España (1883) nos cuenta que en 1871 vino a los Baños de Archena y aunque no los tomó, allí se formó la idea de la belleza y fertilidad de la Provincia de Murcia. En la misma idea viajera, una Guía Turística de Murcia, de 1965, de Sixto Espinosa Orozco, escrita además en inglés, francés y alemán, menciona al Hotel Reina Victoria entre los mejores de España y hace una recomendación especial para visitar el Casino de Murcia.

La música es otra forma de viajar y un seductor libro de Celebridades musicales recoge la forma de trabajar del gran maestro Ludwig van Beethoven, que nos sirve para unir la palabra y la melodía: “Cuando había ideado el plan general de su obra, lo trazaba con palabras en su librito de memorias, y era en sus paseos fuera de las puertas de Viena, corriendo desordenadamente por los campos, en donde buscaba el pensamiento melódico, encontrando reproducido cuánto le pasaba por su alma”.

No podíamos acabar sin distinguir y subrayar los dos ejemplares de Don Quijote de La Mancha de Miguel de Cervantes, uno de ellos con ilustraciones de Francisco Muntaner y al cual RCMAGAZINE le dedicó unas páginas especiales con motivo de su 500 aniversario animándonos a su lectura desde la autoridad del catedrático de Literatura Hispanoamericana D. Victorino Polo; o la edición de 1935 de El Capital, de Carlos Marx, destacada por el escritor Santiago Delgado en otro número de nuestra revista.


Hay un maravilloso ejemplar en dos tomos de La Divina Comedia de Dante Alighieri, obra maestra de la literatura italiana y universal y que se encuentra colocada junto al Quijote de Cervantes


A ellos queremos unir el maravilloso ejemplar en dos tomos de La Divina Comedia de Dante Alighieri, obra maestra de la literatura italiana y universal y que se encuentra colocada junto al Quijote de Cervantes. Se trata de una edición del año 1884 traducida por Cayetano Rosell e ilustrada por Gustavo Doré. Dante, en su viaje desde el Infierno, pasando por el Purgatorio hasta llegar al Paraíso, consigue conectar los cantos poéticos a pesar de su marcada diferencia. La Divina Comedia está llena de simbolismo que remite al conocimiento y pensamiento medievales: religión, astronomía, filosofía, matemáticas, óptica, etc., encarnado en personajes, lugares y acciones. Nuestra biblioteca es también así al contener los más diversos libros, al acoger a las personas que ahora acudimos a ella a leer y estudiar, y en la que se celebran interesantes actividades como los clubes de lecturas o encuentros con escritores. Una biblioteca que ya no permanece cerrada, sino con sus puertas abiertas, para deleite de visitantes y para uso de socios.

Sirvan estas palabras a modo de invitación para entrar en la Biblioteca Inglesa con otra mirada, con el espíritu de emprender un viaje que a través de los libros nos hable de la vida y para fomentar el hábito lector como una mejora de crecimiento personal descubriendo la grandeza escondida detrás de cada libro.


@Aladas_Palabras

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
3 comments to “UN VIAJE ENTRE PALABRAS”
  1. Extraordinario viaje por la Biblioteca incomparable de nuestro Casino desde el cristal diáfano y la descripción soberbia de Consuelo. Un lujo, sin duda.

  2. Gracias Consuelo por este artículo, me ha encantado. Es un placer poder compartir, en un lugar tan especial, nuestras impresiones en las reuniones del Club de Lectura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *