UN LEGADO IMPRESCINDIBLE

El ciclo ‘Lunes de Museo en el Real Casino’ finaliza con la conferencia sobre el museo catedralicio

Por Elena García Pérez. Fotografías cedidas por el Museo de la Catedral de Murcia.

El Museo de la Catedral de Murcia es una joya para los murcianos. Su colección de arte sacro es el testimonio de la historia de nuestra ciudad, un tesoro al alcance de todo aquel que desee admirarlo. Ubicado en el interior de la propia Catedral, ofrece al visitante un recorrido explicativo del culto, la liturgia y la fe de los murcianos a lo largo de los siglos.

Conchita De la Peña realizó el proyecto museográfico del actual museo, que se reformó completamente en 2007, y fue la encargada de pronunciar la conferencia en el Real Casino. Durante su ponencia destacó los grandes retos del proyecto, en el que se logró sacar a la luz los restos de la antigua Mezquita Mayor e incluir la planta alta, destinada antes a vivienda sacerdotal.

Francisco José Alegría, director técnico del Museo de la Catedral de Murcia, atiende por email a RCMAGAZINE, por encontrarse en Roma. Según este experto, el Museo guarda “los frutos más hermosos que ha producido la rica cultura de nuestra ciudad”. Y añade que “nadie puede comprender y conocer realmente Murcia si no conoce las obras que ha legado la fe católica en nuestra tierra”. La museografía, señala el director, “está adaptada al momento actual y facilita su comprensión de un modo ameno, bello y realmente interesante”.


“El Museo guarda los frutos más hermosos que ha producido la rica cultura de nuestra ciudad”


Retablo de Santa Lucía, de Bernabé de Módena.

Virgen de la leche, de Salzillo.

Entre las piezas de mayor relevancia que componen la colección del Museo, Francisco José Alegría señala retablos góticos de la Virgen de la Leche y Santa Lucía de Bernabé de Módena (siglo XIV). Igualmente, sobresale la colección de platería litúrgica “que ayuda a comprender la importancia del culto eucarístico donde la presencia real de Jesucristo se reviste de deslumbrante belleza”, destacando la Custodia del Corpus Christi de Pérez de Montalto (siglo XVII) o la bellísima Custodia de las Espigas de Ramón Bergón (siglo XVIII). Y, por supuesto, las esculturas de Francisco Salzillo, “el mejor escultor español del siglo XVIII”, opina el director. El Museo cuenta con tres piezas maestras de su producción: San Jerónimo, el Cristo de la Agonía y la Virgen de la Leche. “Son magníficos exponentes de escultura espiritual”, subraya.

El museo catedralicio ha recibido en 2017 más de 33.000 visitas. Además del recorrido por sus salas, realizan dos visitas guiadas, a la torre y a la Catedral, en las que se explican y muestran diferentes espacios y se cuentan anécdotas y curiosidades. Desde la torre, las vistas de la ciudad, la huerta y la sierra son espectaculares. También ofrecen programación escolar durante todo el año.

De cara al futuro, Francisco José Alegría afirma que el Museo pretende “continuar ofreciendo una propuesta cultural atrayente, no sólo para el visitante, sino para el propio murciano”, a través de conferencias, visitas temáticas, o exposiciones temporales. Sin duda, un Museo imprescindible para perderse en el tiempo y contemplar la belleza de nuestro legado cristiano.



Dirección: Plaza Hernández Amores, s/n, 30001 Murcia
Horario: De martes a sábado de 10 a 17 horas. Domingos de 10 a 13 horas. Lunes cerrado.
Teléfono: 968219713
Tarifa: 3 euros. (2 euros reducida)
Página web: www.museocatedralicio.com


Elena García

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *