¿SE PUEDE ACABAR CON EL TABAQUISMO ENTRE LOS ADOLESCENTES?

MI PUNTO DE VISTA. Por Pilar García Cano.
La Consejería de Sanidad de Murcia afirma que el tabaquismo se cobra más muertes que el sida, las drogas ilegales, los accidentes de tráfico y el alcohol, juntos. Entre otros perjuicios, provoca la enfermedad pulmonar obstructiva, así como el cáncer de pulmón y faringe, y supone un factor de riesgo cardiovascular. Estamos ante un problema de salud pública que puede hacer insostenible el sistema sanitario.

En España tenemos un reto importante con el tabaquismo en los jóvenes, ya que es el país europeo en el que los adolescentes acceden de manera más temprana a su primer cigarrillo (sobre los 14 años), y en el que uno de cada tres estudiantes de Secundaria ha fumado en el último año. Una realidad que va en aumento y, aunque en Murcia ha bajado un poco, el consejero de Salud, Manuel Villegas, es partidario de arbitrar medidas contra el tabaquismo en los jóvenes.

El tabaco es originario de América, y cuando fue colonizada por los españoles, su consumo ya estaba extendido por todo el continente. A finales del siglo XVI la planta fue llevada a Inglaterra, iniciándose la costumbre de fumar tabaco en pipa, difundiéndose su uso rápidamente por Europa. En el siglo XIX se popularizan los cigarrillos entre todas las clases sociales. En España, históricamente, ha sido una fuente de ingresos para el Estado, a través de la fabricación y su comercialización. En la actualidad, la industria tabaquera está mayoritariamente en poder de empresas americanas con facturaciones multimillonarias.


ESPAÑA ES EL PAÍS EUROPEO EN EL QUE LOS ADOLESCENTES ACCEDEN DE MANERA MÁS TEMPRANA A SU PRIMER CIGARRILLO


Se trata de un tema complejo con respecto a los adolescentes pero, por si sirve, voy a explicar lo que hace Islandia. En este país, hace unos 20 años, apostaron por combatir el consumo de tabaco, alcohol y drogas entre los jóvenes. Y lo han reducido radicalmente, utilizando el “sentido común forzoso”.

Primero, analizaron por qué las personas elegían las drogas, descubriendo que los chicos podían estar en predisposición a la adicción incluso antes de probar la droga, por la forma en que se enfrentaban a los problemas. Su siguiente paso fue organizar un movimiento social basado en la “embriaguez natural”, en el que la gente se colocaba únicamente con la química de su cerebro. Se trata, en definitiva, de ofrecer a los chicos cosas mejores que hacer, como incluir en sus vidas las artes y el deporte. La inversión en estas iniciativas repercute notablemente en sanidad y en la sociedad en general.

También se han llevado a cabo medidas drásticas todavía vigentes, como ilegalizar la compra de tabaco a menores de 18 años y de alcohol a menores de 20 años, prohibiéndose su publicidad. Para ello, se implicó a los padres en las actividades de los centros de enseñanza y se impartieron charlas sobre la importancia de pasar tiempo con sus hijos.

A su vez, se endurecieron leyes, como la que prohibía que los adolescentes entre los 13 y 16 años estuvieran fuera de sus casas pasadas las 22 horas en invierno, y medianoche en verano. Y lo que es más importante, contaron, y cuentan, con tareas para realizar en su tiempo libre, gracias al aumento de la financiación estatal en centros de deportes, musicales, artísticos o danza. De esta forma aprenden otras maneras de sentirse parte de un grupo y de socializar, alejados del consumo de alcohol y drogas.

Islandia ha conseguido cambiar ofreciendo a sus jóvenes actividades que suscitaran su inquietud de aprender, como arte, música, danza. Sus adolescentes ya no están en las calles.


Pilar García Cano.

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *