PODEROSO CABALLERO…

NUESTRO REAL MURCIA. Por Damián Mora.
El próximo día 25 de diciembre de 2024 (primer día de Pascua) se van a cumplir 100 años desde que se inaugurara, con toda pompa y boato, el nuevo campo de fútbol de nuestro Real Murcia, que hacía el tercero de su historia y que venía a sustituir al anterior, ubicado en la Torre de la Marquesa (terrenos colindantes con la cárcel vieja y la entrada a la ciudad por la Avenida de Juan Carlos I).

Se organizó para tal evento un partido de fútbol entre el Real Murcia y el Martinec F.C., de Barcelona; partido que comenzó a las 14.30 de la tarde, con tiempo suficiente para la ceremonia de inauguración, presidida por el Obispo de la Diócesis Fray Vicente Alonso, y para que se jugase el partido antes de que anocheciera, pues el campo carecía de luz artificial.

El nuevo campo recibe el nombre de La Condomina, que lo toma del paraje donde se ubican los terrenos, Pago de la Condomina, al igual que la Plaza de Toros, colindante al campo.

Pasan los años y el campo y su nombre (La Condomina) se convierten en un referente de la ciudad gracias al fútbol y, naturalmente, al Real Murcia, usuario del campo, principalmente por las temporadas que el primer equipo de la ciudad ha militado en Primera División (18) y en Segunda División (53). Retrasmisiones radiofónicas en primer lugar y televisadas posteriormente fueron en el tiempo identificando en toda España el nombre del campo con nuestra ciudad.

Es cierto que el principal equipo de fútbol de la ciudad ha pasado por situaciones, especialmente económicas, que lo han puesto al borde de la desaparición. Todas hasta el momento superadas, pero ninguna de ellas había llegado al punto de tener que comercializar con el nombre de Estadio y hacer desaparecer, de un plumazo, una identidad arraigada desde hace casi un siglo en el sentimiento y en el corazón de todos los murcianos. ¿O acaso hay algún murciano que desconozca el nombre de nuestro estadio?

En el año 2006, bajo la etapa de Jesús Samper como presidente y dueño del Club, y al socaire de la especulación urbanística que asolaba a todo el país, se inician las obras de un nuevo estadio en la zona norte de la ciudad, pues la vieja Condomina había quedado obsoleta, comprimida en la ciudad sin posibilidad alguna de ampliación y modernización.

Pues bien, el nuevo estadio, más moderno, más cómodo, con mucha mayor capacidad y orgullo de la ciudad se denominó Nueva Condomina, es decir, no perdió sus señas de identidad con nuestra gente, pese a que su ubicación distaba varios kilómetros del anterior.

Y todo ello tiene relación con la reciente venta de los derechos del nombre comercial del estadio a un Sr. que, según leo, es un promotor inmobiliario de Lorca y que se llama Enrique Roca, cuyo nombre ya ha sido rotulado en el imafronte del estadio produciendo una sensación cuanto menos rara y de pura nostalgia a todos los que estábamos acostumbrados a nuestra Condomina.

Cuando oyendo la radio en el coche de vuelta a casa el otro día, escuchando los pormenores del Real Murcia 2 Cartagena 0, que acababa de presenciar y el comentarista dice: El Real Murcia, en un gran partido, ha vencido esta tarde 2-0 al Cartagena en el Enrique Roca… me vino a la cabeza, con no poca nostalgia y tristeza, los versos del madrileño Francisco de Quevedo: “Poderoso caballero es Don Dinero”.


Damián Mora.

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
One comment to “PODEROSO CABALLERO…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *