LIVERPOOL, LA CIUDAD DE LOS BEATLES Y DEL FAMOSO ESTADIO DE ALFIELD

EL TROTAMUNDOS DEL CASINO. Por Eliseo Gómez Bleda.
Cuando llegué a Liverpool mis planes estaban centrados en visitar los lugares más famosos de la ciudad de los Beatles y en conocer la sede de una de las aficiones más conocidas a nivel mundial: la del Liverpool F.C., actual campeón de Europa de fútbol. También quería oír ese himno que corea su afición y que es tan famoso: “You´ll never walk alone” (nunca caminarás solo). Pero mi sorpresa fue que, conforme iba conociendo esta ciudad, más me gustaba e interesaba. Tiene un ambiente nocturno maravilloso y está volcada con la cultura.

Estatuas de bronce de los Beatles.

En la época de la trata de esclavos y la exportación de algodón y tabaco era la segunda ciudad del imperio británico, por donde salían y llegaban multitud de mercancías de otros continentes. Liverpool tenía riqueza y poder. En el siglo XIX, el 40% del comercio marítimo mundial pasaba por los muelles de Liverpool, pero la debacle de esta ciudad llegó con la construcción de la línea férrea que unió Londres a Southampton en 1840, y la relegó al olvido.

Sin embargo, se recuperó y, gracias en parte a sus hijos más famosos, The Beatles, y a su equipo de futbol, en el año 2008 fue declarada “Capital Europea de la Cultura”. También en 2004 varias zonas del centro de la ciudad fueron declaradas por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. Estos lugares son conocidos como “la Ciudad mercantil marítima de Liverpool”. En la actualidad lucha junto con Manchester y Birmingham por ser la segunda ciudad de Inglaterra.


En el siglo XIX, el 40% del comercio marítimo mundial pasaba por los muelles de Liverpool


Es muy fácil desplazarnos a Liverpool. Desde el aeropuerto de Alicante tenemos vuelo directo. Los precios son muy económicos y es un trayecto de tan solo dos horas y media. La mejor época para disfrutar de este viaje es desde el inicio del verano hasta primeros de octubre. A partir de aquí, el frío y la lluvia no nos harán tan agradable la visita.

Ahora os propongo hacer juntos un pequeño recorrido por los lugares más representativos de la ciudad.

Albert Dock.

Comenzamos por el Albert Dock. Junto a sus muelles encontramos el mayor grupo de edificios históricos de toda Inglaterra. Data del año 1846. Fue construido para albergar barcos, que en esa época eran indispensables para el comercio, y fue clausurado en el 1972, por no tener ninguna actividad. Pero, a mediados de los años 80, le dieron otro enfoque y en la actualidad es una de las zonas con más marcha: está llena de bares, restaurantes y tiendas de todo tipo.

Nada más llegar a Liverpool lo que nos apetece es recorrer las callejuelas por donde se movían los Beatles y los lugares en los que pasaban el tiempo. Nos dirigimos a la calle Penny Lane, donde una canción con el mismo nombre nos describe la infancia en esa zona de Paul McCartney y sus recuerdos de la niñez. Aquí podemos ver la barbería de Tony Slavin. John Lennon, Paul McCartney y George Harrison se encontraban en el cruce de Penny Lane para tomar el bus hasta el centro de la ciudad.

Os aconsejo que vayáis al The Beatles Story. Este museo es un recorrido por la historia del grupo. Allí encontramos todo lo que nos podamos imaginar de los Beatles.

Pasear por la zona de la calle Mathew Street será inolvidable. Visitad en el nº 10 de esta calle: The Cavern Club, que abrió sus puertas en el año 1957. Cuatro años más tarde, los Beatles dieron allí uno de sus primeros conciertos y, hasta el año 1962, realizaron en este club más de 300 actuaciones. Ahora, en el local actúan más de 40 grupos a la semana, muchos de ellos versionándolos. Tomar unas cervezas en The Cavern escuchando un concierto será uno de los momentos memorables del viaje.

A 30 minutos del centro está el Blue Planet Acuarium, un grandioso acuario que tiene un túnel submarino de más de 70 metros y un inmenso tanque con cabida para 4.000.000 litros de agua. En sus variadas áreas temáticas, llenas de ríos tropicales, lagos y estanques, se encuentra una amplia variedad de tipos de peces. También existe, por si os animáis, la posibilidad de nadar entre tiburones; eso sí, a un precio bastante elevado.

A continuación nos dirigimos a la catedral metropolitana de Liverpool, sede de la archidiócesis y una de las dos catedrales que tiene la ciudad. Es un edificio muy peculiar y extraño. Con forma redonda, tiene el altar en el centro y está rodeada de pequeñas capillas. Sus vidrieras son espectaculares. Está dedicada al culto católico.

Cerca de aquí está la otra catedral, la anglicana, su interior es clásico y precioso, pero lo más destacable no es su altar, ni su órgano, ni siquiera sus vidrieras, es su “bar”: puedes estar en misa y al mismo tiempo tomarte una buena pinta sentado en sus mesas.

Catedral metropolitana.


En la catedral anglicana puedes estar en misa y al mismo tiempo tomarte una buena pinta sentado en sus mesas


A pocos minutos caminando, llegamos al barrio chino más antiguo de toda Inglaterra. Su gran tradición marítima hizo que fuese la puerta de entrada de muchos de ellos; su arco imperial de entrada al barrio es el más grande fuera de China.

En la antigua zona portuaria de la ciudad nos encontramos con el barrio Baltic Triangle, ubicado alrededor de la calle Jamaica Street. Sus edificios de ladrillo de aires portuarios están llenos de locales cool y galerías de moda. Os recomiendo especialmente ir a “Camp and Furnace”, una mezcla de mercadillo y centro cultural que os sorprenderá. También os gustará visitar “Constellation”, un jardín urbano con sala de música en vivo y sala de exposiciones: un ejemplo de diversidad que merece la pena visitar.

En esta zona hay un montón de street food, puestos de comida callejera de mucha calidad. Pero si queremos sentarnos en un restaurante, a mí me gustaron estos: “Cowshed”, “Grilla” y “Puffin Rooms”.

Restaurante en el puerto de Liverpool.

La gastronomía en esta zona de Inglaterra no es muy variada, las comidas típicas son: “fish and chips” (pescado frito con patatas), “fish and orange” (pescado plancha y naranja frita), “roast beef» con vegetales y los “cottages pie” (pastel de carne picada de ternera cubierta de puré).

Quizá la comida más tradicional de Liverpool sea el “scouse”, un estofado de ternera o cordero con patatas, zanahorias, pimienta y cebolla. Cuidado al pedirlo pues así también se llama el dialecto que se habla en la ciudad de Liverpool.

Después de haber comido, qué mejor que darnos un paseo por un jardín precioso: Sefton Park. Cuenta con un lago lleno de pequeñas embarcaciones y tiene infinidad de flores y plantas diferentes. Aquí podemos ver el famoso edificio “Palm House”, de paneles de vidrio, que alberga especies de plantas de medio mundo.

Nos encantó la estación de tren Lime Street, grandiosa y muy espectacular. Se inauguró en 1836 y es parte del trazado de la primera línea de ferrocarril del mundo, que unía Liverpool a Manchester.

Paseamos por la calle Bold, llena de comercios, bancos y bares. Es una avenida muy transitada y famosa, pero su popularidad le viene por otros motivos: tiene una leyenda que da escalofríos. Al parecer, en algunas ocasiones, los que circulan por ella dan un salto en el tiempo y vuelven por unos minutos al pasado. Varias veces ha ocurrido que una persona, al entrar en alguna tienda de la calle, ésta se transforma y vuelve a ser algún otro local que existía en el pasado: los dependientes van vestidos con ropas de otra época y la decoración también. Al salir de la tienda, todo vuelve a la realidad actual. Tened cuidado no sea que os quedéis atrapados en el pasado.

Hay dos sitios ideales para sacar unas buenas panorámicas de la ciudad y ver sus maravillosos atardeceres: el Everton Brow Park y desde la terraza de la torre de la Radio City Tower.
Un buen plan para ver Liverpool desde otro punto de vista es dar un paseo en barco por el río Mersey. Las vistas de los monumentos desde el río son preciosas.

Cerca del río, encontramos un grupo de edificios famosos mundialmente. Son tres conocidos como las “tres gracias de Liverpool”: el Royal Liver Building, el Cunard Building y el Port Of Liverpool Building, todos Patrimonio de la Humanidad.

Edificio Las Tres Gracias.

La iglesia de ST.Lukes es la más sorprendente de Liverpool. Durante la segunda guerra mundial sufrió varios bombardeos. Viéndola desde fuera parece una iglesia normal, pero por dentro está totalmente derruida y vacía, por este motivo es conocida como la “Bombed Out Church”.

Hay unos museos muy interesantes que no os debéis perder: el “World Museum”, de ciencias naturales y arqueológico; el “Museo de Liverpool”, para conocer la historia de la ciudad: y el Walker Art Gallery y la Tate Gallery, que son unas grandes galerías de arte. Por cierto, todos los museos son gratuitos.

Mis recomendaciones para el alojamiento son: “Pullman Liverpool”, “Signature Living” y el “The Shankly Hotel”.

Muy cerca de Liverpool podemos visitar varias ciudades históricas y muy bellas, como Chester, York o Manchester.

Si os gustan los Beatles o el fútbol, esta ciudad os encantará. Pero, aunque no os gusten, también la disfrutaréis muchísimo. Cuando viajéis hasta allí, supongo que ya habrá acabado la pandemia actual, de todas formas, protegeos. Estoy seguro de que Liverpool os sorprenderá y que será una experiencia para recordar. ¡Buen viaje!

LAS RECOMENDACIONES DE ELISEO
-Tomar un “scouse” en el restaurante Maggie May´s.
-Pasear por la zona de Mathew St.
-Degustar una buena pinta en “The Cavern Club”, escuchando música de los Beatles.
-Visitar la preciosa biblioteca de Liverpool.
-Vivir el ambiente del Albert Dock.


Eliseo Gómez Bleda.

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
7 comentarios en «LIVERPOOL, LA CIUDAD DE LOS BEATLES Y DEL FAMOSO ESTADIO DE ALFIELD»
  1. No conozco la ciudad de Liverpool, de la que no tenía la impresión de que fuese interesante visitarla, pero tras leer el reportaje lo haré en mi próximo viaje a la Gran Bretaña.

    Me ha parecido muy descriptivo y con propuestas sugerentes.

    Manuel Fernández

  2. Yo no conozco Liverpool y me sorprende saber que es una ciudad digna de conocer a través de tu relato, Trotamundos. Yo pensaba, Liverpool = Beatles, pero es muy agradable pensar que es mucho más…

  3. Yo sí conozco Liverpool, y me parece una descripción muy interesante y completa.

    Deliciosamente escalofriante me parece la referencia a la calle Bold …

    ¡¡¡ Una estupenda guía para recorrer Liverpool!!!

  4. Como en tantos otros viajes realizados anteriormente conocer Liverpool de la mano de Eliseo es diferente. Albert Dock una pasada y el visitar The Cavern Club un recuerdo inolvidable. Grande el trotamundos del Casino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *