“LEER MULTIPLICA EL TIEMPO”

ENTREVISTA A MARÍA JOSÉ BATALLER

MÁGICAS PALABRAS. Por Consuelo Mengual.
Es muy curioso descubrir una novela sobre el transcurrir de la vida durante el proceso de la escritura; un híbrido entre la narración del surgimiento de una historia y el esbozo de un canon literario muy personal que gira en torno al simpático guiño al número 32. “En busca de género” (DM, 2015), de la escritora y empresaria Mª José Bataller, evoca la idea de “reunir palabras para invocar la magia”, lo que nos alía con Luigi Pirandello, quien trazó una comedia que no tiene ni actor ni escenas en “Seis personajes en busca de autor”. Así, lector y espectador tienen que ser cómplices.

¿“Un mundo sin libros es un mundo sin atmósfera”?
Los libros te llevan a nuevos mundos. El narrador te da la información que hay detrás de las ventanas. Leer multiplica el tiempo, todo tipo de libros, de ciencia, biografía, novelas. Las personas curiosas necesitan leer y ayuda a no ser tan fanático.

¿“Una novela será mucho mejor si se codea con la filosofía y la poesía”? ¿Somos lo que leemos?
Soy muy lenta escribiendo. Necesito leer mucho, es como un acto de precalentamiento para poder avanzar. Cuanto mejor literatura leo, mejor escribo. He aprendido a escribir con muchos de los escritores de los que hablo, pero especialmente con Antonio Muñoz Molina, por su buena sintaxis, aunque no me identifico con su obra.


“El que no publica hoy es porque no quiere, porque es barato. Si tú no inviertes en tu propia idea, ¿quién va a creer en ti?”


“El peso de la noche es el peso de las preguntas que no tienen respuesta”.
Estoy observando, por las novelas que leo, que es algo muy común que algún personaje tenga insomnio. ¿Será por las ideas que nos vienen durante el día, por las preguntas sin responder?

¿Por qué es tan importante buscar las palabras adecuadas?
Porque no puede faltar una historia que contar. Cuando leí “Diccionario de los sentimientos”, de José Antonio Marina, fui consciente de la importancia de usar las palabras adecuadas para explicar emociones porque no es igual hablar que escribir. Hay que tener los mismos códigos y riqueza en vocabulario, especialmente, en adjetivos.

Parece que sólo se es escritor cuando se ha publicado. Enlazamos aquí con Luigi Pirandello y sus seis personajes que nunca lo serán, si no hay quién escriba su historia para ser representada.
Una amiga me dijo, “si necesitas escribir, eres escritora”. El que no publica hoy es porque no quiere, porque es barato. Si tú no inviertes en tu propia idea, ¿quién va a creer en ti?

Menciona a Octavio Paz: “Cada vez que le dices “no” a la vida, envejeces” ¿Vivir o recordar? ¿La vida sólo tiene sentido vivida hacia adelante?
El pasado te ayuda a entender la vida pero no te has de quedar anclada en él. Yo tengo mucha memoria para avanzar.

¿Qué importancia tiene la ficción?
Jorge Volpi es muy recomendable, lo contesta muy bien en “Desafíos de la ficción”. A mí la ficción me ha salvado de situaciones tediosas porque la rutina me aplasta mucho.

¿Para qué escribir una memoria? ¿Necesitamos contar nuestra vida, dejar el legado de todo lo que hemos respirado? Pirandello recogía la idea de que cuando un libro te contiene hace nacer al personaje y lo mantiene vivo hasta la eternidad.
La memoria te ayuda a comprenderte y a entender por qué has hecho ciertas cosas. Pero también es importante el olvido. Tendemos a olvidar las cosas terribles. Yo he llegado a inventar recuerdos. Siri Hustvedt dice que la memoria deja paso a la imaginación. La memoria es muy mentirosa, recuerda intenciones que quisiste pero no hiciste.

Emplea una voz narradora masculina que se dirige al lector, se comunica con él directamente, algo que también hace Pirandello, conseguir que el espectador sea un confidente.
Me siento cómoda así. El narrador omnisciente no me resulta creíble. Dialogar te da la capacidad de la réplica. Consciente de cierto machismo, me parecía más cómodo hablar de las mujeres con voz de hombre.

La amistad es un tema presente en su libro, amigas que lo son desde la infancia ¿cómo se consigue eso?
La amistad necesita mucho esfuerzo. Ahora estamos en un momento de reencuentros a través de las redes. Todo el tema de las relaciones humanas es un campo al que he dedicado mi trabajo empresarial. Es muy interesante hacer nuestro mapa de relaciones: gente que te ayuda, que te es útil por su afectividad, por su espiritualidad,… No sólo tiene que haber una persona en cada una de las columnas de nuestro mapa.

Hay una idea literaria preciosa: ver el tiempo a través de los amigos y complementar los relatos de cada uno, no contradecirlos. “El tiempo es el mejor autor, siempre encuentra un final perfecto”.
Encontrarse con alguien a quien hace años que no vemos es ver cómo ha pasado el tiempo. ¿Podemos hablar de amigos íntimos hoy? El círculo de amistades y los amigos no son lo mismo. El tiempo te irá diciendo lo que tienes que ir haciendo.


 “Se escribe para ordenar ideas, para seguir la fantasía, para el lector que se lleva dentro. La literatura te ayuda a pasar la vida con más sentido”


Me fascinan los silencios narrativos: “Para narrar se requiere decir algo y callar mucho” ¡Cuántas cosas dejas de decir pero están ahí! Además, mencionas el ruido y el grito, que han suplantado silencio.
¿Verdad? Ahora el silencio se ha podido entender durante el confinamiento. Hay que tratar de inteligente al lector. Hay que dar espacio para que el lector termine y complete el relato. A veces tampoco hay recursos para contarlo todo. Así también se aligera la narración.

¿Cuáles son las leyes que rigen la evolución del entusiasmo?
Cuando la vida te entrega un limón puedes hacer limonada. A cada persona el entusiasmo nos activa diferentes cosas. A mí, el deporte, hablar con los amigos, ver una serie. Hay que dejar poco tiempo en tu cabeza los pensamientos negativos.

¿Cómo conecta la juxtaposición de historias: memorias y fichas de escritores?
Fue algo real. Una amiga me dijo, “escribe mientras esperas”. Cuando cumplí 32 años notaba que este número se repetía mucho en mi vida. Era como un regalo esotérico, los 32 senderos de la cábala. Así busqué 32 escritores en los que encontré este número. No he hecho crítica literaria sino disfrutar de la literatura.

El escritor, ¿tiene miedo de apartarse del relato? Es algo que Pirandello también evoca.
No, miedo no. Yo sé el final, a donde llegar, quiero hablar de ciertas cosas, y el libro te va llevando, haces correr al personaje.

Los personajes buscan su reconocimiento a través de Pirandello, ¿necesitamos el éxito?
Nos hace sentir bien lo que conseguimos. Pero es difícil en una sociedad dirigida a conseguir objetivos.

¿Se escribe para vengarse de la realidad? Recogiendo palabras de Pirandello, “creemos entendernos, pero no nos entendemos jamás”. Es lo que él denominaba la “sordera mental”.
Se escribe para ordenar ideas, para seguir la fantasía, para el lector que se lleva dentro. La literatura te ayuda a pasar la vida con más sentido.

¿Cuál sería la vida verdadera? Uno de los personajes de Pirandello decía que todo esto no es más que un cuento. Sin embargo, la literatura, “¡esto es vida!”. Bataller nos sugiere que “contar una historia es llenar los vacíos entre dos o más hechos”, en un acercamiento a la intelectualidad del dramaturgo italiano de que la realidad no puede ser representada en su totalidad porque es imposible la comunicación verdadera.


Consuelo Mengual.

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Un comentario en «“LEER MULTIPLICA EL TIEMPO”»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *