“LAS MODAS SON PELIGROSAS, HAY QUE SER FIEL A UNO MISMO”

DAVID MUÑOZ SÁNCHEZ, COCINERO EN ALBORADA RESTAURANTE

GASTRONOMÍA. Por E.G.P.
Para David Muñoz es imprescindible pasarlo bien en la cocina. En el restaurante Alborada dirige una cocina contemporánea de estilo mediterráneo y de mercado. “Nos gusta sorprender con nuevos platos, aunque seguimos siendo fieles a nuestra filosofía de estilo tradicional”, revela el cocinero.

Actualmente, la gastronomía es un fenómeno completamente innovador que trasciende el mundo de la cocina. Pero David Muñoz considera que, aunque no hay que dejar de trabajar y actualizarse, “las modas son muy peligrosas”. “No hay que dejarse llevar, son muy pasajeras; creo que uno debe ser fiel a su propia filosofía”, manifiesta.

A David Muñoz la cocina le viene de cuna. Su padre, Antonio Muñoz, abrió en 1996 el restaurante Arbolada, y ya llevaba a sus espaldas muchos años dedicados a la restauración. En aquel entonces David era muy joven, pero al acabar las clases siempre echaba una mano en el negocio familiar. “Me di cuenta de que la cocina me apasionaba”, revela.

Decidió apostar por ello y se fue a estudiar Cocina y Sala a Barcelona. Al finalizar, pasó dos años más en la capital condal, trabajando y ampliando su formación. Al volver a Murcia, lo contrataron en el restaurante del hotel Hyatt Regency, en el complejo La Manga Club. Un restaurante al de alto nivel con un gran volumen de trabajo. Pero tras unos meses decidió regresar a casa y ponerse al frente del negocio familiar. Era el año 2010.

En Alborada, David Muñoz comienza a avivar los fogones. “Buscamos un entendimiento entre la cocina tradicional y la innovación”, recuerda. “En ese momento la gastronomía no era tan experimental, había que evitar los cambios drásticos, pero poco a poco empezamos a desarrollar propuestas más saludables y a sorprender con nuevos platos, sin alejarnos de la tradición”.

Aunque tienen un tipo de cliente muy fijo, este cocinero comparte que desde que empezaron a recibir reconocimientos, ha aumentado mucho la gente de fuera y el cliente extranjero que decide probar la oferta gastronómica de Alborada.

De cara al futuro tiene una meta clara: “seguir trabajando y creciendo pero, sobre todo, seguir pasándolo muy bien”. “Me encanta mi trabajo, para mí no hay horas; el día que no disfrute con lo que hago, lo dejo”, expresa.

Fotografía de Joaquín Zamora.

LA RECETA: Crujiente de alcachofas (4 pax)
Ingredientes:
– 1kg de alcachofas
– 100gr de cola de gamba pelada
– 100gr de gula del norte
– 3und de diente de ajo
– 2und de guindilla
– 20gr de sal
– Aceite de oliva
– Harina

Preparación:
– Se limpian las alcachofas y se laminan en cuartos, las pasamos por la harina y las pochamos a 120ºC en aceite.
– Cuando el corazón de la alcachofa este tierno, lo escurrimos y reservaremos.
– Ajillo: en una sartén con un poco de aceite ponemos los ajos laminados y las guindillas, cuando estos cojan color echamos las gambas, un poco de sal y las gulas.
– Freímos la alcachofa a 180ºC y cuando la hoja esté crujiente las escurrimos y montamos el plato: la alcachofa en la base y el ajillo de gulas y gambas por encima bien escurrido.

EL RESTAURANTE
Ubicado en el centro de Murcia, en la calle Andrés Baquero, 15, el restaurante Alborada es una referencia por su cocina de producto de calidad y sus especialidades. El local tiene diferentes ambientes (la barra, el salón o el reservado) donde disfrutar de una experiencia gastronómica destacada. Una cocina muy personal elaborada con productos frescos y esmeradas elaboraciones, reconocida por los inspectores de Michelin (que le otorgaron un Bib Gourmand) y los de Repsol, que otorgaron un sol al establecimiento.

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *