LAS CUATRO RAMAS DEL ÁRBOL DE SU VIDA

ENTREVISTA JOSÉ FERNÁNDEZ CARBONELL

PERFIL DEL SOCIO. Por Pedro A Campoy.

José Fernández Carbonell (1943) nace en Murcia. Posee el carácter más organizado y metódico que he conocido. Cuatro ramas tiene el árbol de su vida: fútbol, economía, billar y escritura.

A los 14 años ya tenía dotes para llegar a ser un gran futbolista.
Sí, jugaba en la Selección de fútbol del Instituto.

¿Por qué abandonó este deporte?
A los 14 años empecé a marearme y me detectaron una miopía de seis dioptrías y me pusieron unas gafas cuyos cristales parecían culos de vaso. No había otros medios en aquellos años y se terminó el fútbol.

Entonces se entregó con pasión al billar.
Competía mucho. Jugaba muchos campeonatos. En aquellos años tenía un puesto de responsabilidad en la Delegación de Educación. Me nombraron Jefe de la Sección Económica y Contratación. Era una gestión de gran responsabilidad. Como el billar me requería tanto tiempo mis jefes me dieron el ultimátum: mi trabajo o el billar. Era ya campeón de España en tres competiciones y dos subcampeonatos en la modalidad de entonces: juegos de serie y libres y a cuadros cortos.

Murcia ha tenido fama de buenos billaristas.
José María Quetglas ha sido el murciano que más títulos ha conseguido, el maestro y el baluarte del billar a nivel nacional y mundial. Director deportivo y vicepresidente de la Federación Española de Billar y, en la actualidad, director del CAR (Centro de Alto Rendimiento), forjando jóvenes jugadores que algunos han sido ya campeones del mundo. Una anécdota: fue invitado por el presidente del Gobierno, Felipe González, a la bodeguilla de la Moncloa a disputar una partida. También José Carrillo y José Luis León fueron muy brillantes. Fuimos subcampeones de España por Equipos en la categoría de honor. Joaquín Díaz brilló con su buen hacer en nuestro equipo. No hay que olvidar los buenos consejos y ayuda del maestro Lázaro. Yo dominaba más la modalidad de libre en la serie americana. Conseguí un récord nacional en Pontevedra al cuadro 47/2 con récord nacional en la categoría de promedio general.

Al final, ¿por qué se decantó?
Me quedé en Educación.

Podríamos definir a José Fernández con el adjetivo de tecnoemocional. Pepe, como le llamamos todos, no ha tenido ataduras a la hora de decidir y eso ha sido la clave en su desarrollo personal. Decidió apartarse por completo del billar. Ahora se dedica a escribir y publicar sus obras.

Hábleme de su pasión por la escritura.
Leo mucho, especialmente a los románticos. Me ha gustado desde siempre la poesía pura, pero adaptada a los tiempos que vivimos.

“Palabras desnudas” ha sido su primer libro. ¿Qué puede decirme de él?
Te digo unos versos:
no he encontrado otra forma de amar la vida
y su luz
que sumergirme desnudo en la obscuridad
de la tragedia.

Y se vende.
Muchísimo. La editora está muy contenta

¿Alguna otra afición?
Siempre me ha gustado la ópera, forma parte de mi vida. Tengo relación con los mejores cantantes del mundo: Javier Camarena, Richard Tucker, Juan Diego Flórez y Antonio Blancas, entre otros.

¿Cuándo publicará su próximo libro? ¿Tiene ya el título?
Lo presentaremos en diciembre y el título… ¡secreto!


Pedro A. Campoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *