“LA CUEVA DEL ARCO AÚN NOS GUARDA MUCHAS SORPRESAS”

EL ARQUEÓLOGO IGNACIO MARTÍN LERMA HABLA EN EL REAL CASINO DE MURCIA DE LOS ÚLTIMOS AVANCES EN EL ESTUDIO DEL PALEOLÍTICO DE LA REGIÓN

Por E.G.P.

Un nuevo referente nacional para el estudio del Paleolítico. Esto es lo que representa la Cueva del Arco de Cieza, ubicada en la zona del cañón de Almadenes, que comenzó a excavarse en 2015 tras un incendio para comprobar el estado de sus pinturas rupestres descubiertas en los años 90. Ignacio Martín Lerma, doctor en Prehistoria y profesor en la Universidad de Murcia, dirige las excavaciones y visitó el Real Casino para ofrecer una conferencia sobre sus investigaciones, invitado por el colectivo Cultura Díaz Bautista.

“La Cueva del Arco es una gran cavidad con muchas galerías, aún no conocemos ni el veinte por ciento de la cueva, no sabemos lo que podemos encontrarnos, pero las esperanzas son muy altas”, confía el experto, que con tan solo 36 años lleva ya más de 15 años realizando excavaciones. “Dentro puede haber todo o nada, y no nos tiene que dar miedo decirlo, así es la arqueología”, señala. “Las piezas encontradas son muy especiales, tienen una factura impresionante; son piezas que llamamos fósiles directores, ya que son tan significativas que nos dicen en qué momento cronológico nos encontramos”.

Las pinturas rupestres se estima que fueron realizadas hace aproximadamente 17.000 años. “Todo lo que se representan son figuras animales: hay caballos, una cierva y dos cabezas de cabra en visión frontal, algo muy poco habitual”, explica el arqueólogo.


“Aún no conocemos ni el veinte por ciento de la cueva, no sabemos lo que podemos encontrarnos, pero las esperanzas son muy altas”


A pesar de que aún se encuentran en la antesala de la cavidad, la excepcionalidad del yacimiento ya ha hecho sonar con fuerza el nombre de Cieza y de la Región de Murcia a nivel nacional. Gracias a estos descubrimientos el Paleolítico está adquiriendo, según Martín Lerma, la relevancia y el valor que se merece. “La edad de los metales siempre había vencido la batalla en la Región. La sociedad no era consciente de la importancia que tenían los periodos anteriores a la Prehistoria reciente. Ahora hemos conseguido acercar el Paleolítico al gran público”, añade este investigador, que defiende con encono la importancia de apostar por la divulgación científica.

Martín Lerma se siente especialmente ligado al Real Casino de Murcia, pues sus abuelos (César Martín y María Luisa Cuadrado) eran socios y se conocieron en el Salón de Baile. “Durante toda mi carrera venía cada domingo a comer aquí con ellos, así que mientras me forjaba como historiador me alimentaba con el menú de los domingos del Restaurante del Real Casino”, comenta.

Además de un apasionado arqueólogo, este investigador tiene mucho de poeta y de cineasta. Ha filmado 11 cortometrajes -uno de ellos preseleccionado para los Goya en 2012- y ha publicado un libro de poemas, titulado ‘Primer plano’. En la actualidad se dedica casi por entero a la arqueología, aunque ha sabido conjugar siempre sus aficiones. “La arqueología tiene mucho de poesía y de pasión”, asegura. Y confía en que, a través del trabajo y la intuición, puedan encontrar más tesoros que revolucionen el estudio de nuestro pasado más desconocido.

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *