LA CIUDAD Y SU LUZ

ANTONIO SÁNCHEZ REGRESA AL REAL CASINO CON SU EXPOSICIÓN ‘REFLEJOS DE LA ACTUALIDAD’ EN LA QUE MUESTRA PAISAJES URBANOS DE MURCIA CON LA CLARIDAD DE LAS PRIMERAS LUCES DEL DÍA

Por Elena García.

Los amaneceres y las primeras luces que inundan la mañana han inspirado desde siempre a pintores de todas las épocas y estilos. Captar la fugacidad de los destellos, sus colores y contrastes, y atrapar las emociones que de ellos emanan es un anhelo que han perseguido los artistas desde tiempos antiguos. Y, en nuestro siglo, sigue siendo un tema al que regresan, atraídos por la belleza de la luz cambiante y efímera. Antonio Sánchez (Murcia, 1965) ha plasmado en sus lienzos a nuestra Murcia de hoy bañada por esa luminosidad sugerente y melancólica. El próximo siete de septiembre presenta en el Real Casino ‘Reflejos de la actualidad’, en la que mostrará reconocidos paisajes urbanos de nuestra ciudad. La muestra podrá contemplarse hasta el 30 septiembre.

“Como artista sentí la necesidad de reflejar el sentimiento que irradian los amaneceres. Es una luz romántica, cargada de nostalgia, que incita al pensamiento, la meditación, el amor…”, expresa el pintor, que en esta ocasión se aleja de temas rurales por los que se ha decantado en otras ocasiones para exhibir la Murcia actual y su realidad urbana. “Es un tema que llevaba tiempo queriendo hacer, me hacía ilusión mostrar la ciudad en el momento en el que vivimos. He pintado aquello que vemos todos los días”, manifiesta.

“La pintura de Antonio Sánchez tiene un sello inconfundible, tan solo al ver unas pinceladas ya sabes que son suyas”

Miguel Olmos es el comisario de esta exposición y, desde su opinión experta “la pintura de Antonio Sánchez tiene un sello inconfundible, tan solo al ver unas pinceladas ya sabes que son suyas”. Su estilo oscila entre el impresionismo y el naturalismo; en cuanto al color se acerca más al naturalismo, pero en lo que respecta a la expresividad y los motivos paisajísticos tiene rasgos propios de la corriente impresionista. Olmos, que ha seguido la trayectoria del pintor desde sus comienzos, destaca su habilidad para aprender de los grandes maestros y progresar en su estilo de forma autodidacta.

‘Primeras luces’

Entre los referentes pictóricos principales de Antonio Sánchez se encuentras dos grandes de la pintura murciana: Pedro Sánchez Picazo, (de cuya obra tenemos una magnífica muestra en el Real Casino, titulada ‘Cesto de Flores’ (1909), que puede admirarse en la Antesala de la entidad); y Ramón Gaya, al que considera un genio indiscutible. La huella de ambos artistas puede apreciarse en sus lienzos, pero hay uno en el que es especialmente relevante. Se trata de un bodegón compuesto de una copa y unas flores, que formará parte de la muestra y que es, según comenta el autor, la llave que dio origen a toda la exposición. Lo ha titulado ‘Primeras luces’ y en su copa se aprecia la delicadeza de Gaya, lo sutil y lo sencillo; en las flores está la técnica de Sánchez Picazo, su viveza y expresividad.

En la muestra ‘Reflejos de actualidad’ exhibirá 24 óleos sobre tabla. En cuanto a su técnica Antonio Sánchez trabaja la pintura al natural y hace uso de la fotografía para el estudio. “La pintura al natural es necesaria para que se desarrollen una serie de recursos o de acontecimientos que no suceden en el estudio. Me gusta coger apuntes y dibujos in situ, y luego lo traspaso a un formato más grande. Pero lo más bonito es estar allí, frente al paisaje”, asegura.

Entre Antonio Sánchez y el Real Casino hay un vínculo especial. No es la primera vez que el artista decora las salas del edificio histórico con su arte. En el año 2010 presentó ‘Interiores’, una serie de lienzos en los que plasmó la belleza de las salas con el esplendor que adquirieron tras la restauración integral del inmueble. “Cuando vi el Casino restaurado sentí una fortísima necesidad de pintarlo, se lo comenté a Miguel Olmos y él y los directivos del Casino me dieron su apoyo. Fue una de las experiencias más reconfortantes de mi trayectoria y una vivencia personal incomparable. A nivel pictórico y técnico es lo más difícil que he hecho. Era una muestra compleja, me costó trabajo pero en ningún momento me quise dar por vencido”, rememora, y como recuerdo del éxito de aquella empresa en el Real Casino aún se muestran dos de los cuadros que realizó: la Sala de Billar y La Pecera.

Antonio Sánchez sintió muy joven atracción por la pintura. Comenzó en la escuela gracias al ánimo y el apoyo de un profesor que percibió su talento. También se formó en la Escuela de Artes y Oficios de Murcia, tomando así contacto con la actualidad de la cultura de la ciudad. Pero su aprendizaje ha sido sobre todo autodidacta: estudiando a los grandes maestros de la pintura, leyendo Historia del Arte, y visitando muchos museos, tal y como manifiesta. Su devoción artística la ha compatibilizado con su trabajo de administrativo.

“En Murcia existe un patrimonio artístico incalculable, tanto de artistas vivos como de desaparecidos”

Antonio Sánchez.

Desde su perspectiva “en Murcia existe un patrimonio artístico incalculable, tanto de artistas vivos como de desaparecidos”. Cree que se han realizado acciones para ponerlo en alza, pero que es necesario encontrar fórmulas para que se le de más proyección al talento artístico. La educación, opina Antonio Sánchez, es la clave. “En las aulas habría que dedicar más asignaturas al arte: a la música, la pintura, la literatura… En un mundo dominado por la tecnología, es importante que los niños estén en contacto con el arte y aprendan a disfrutarlo y a sentirlo”.

Con ‘Reflejos de la actualidad’ el público tendrá de nuevo la oportunidad de apreciar el mundo desde la visión de un artista apasionado. Su lenguaje pictórico está cargado de emoción y espera trasmitir esas sensaciones a través de sus cuadros. “La obra tiene que hablar por mí”, afirma. Los espectadores observarán los paisajes de esa Murcia tan familiar, tan reconocible, pero desde la perspectiva más emocional de un pintor que se enfrenta a su ciudad con el espíritu libre y abierto, dispuesto a atrapar la esencia del latir urbano, con la luz como guía, como inspiración, esa luz que ha atraído a pintores de todos los tiempos, y que de nuevo es la protagonista de la creación artística. La ciudad, Murcia, y su luz, poderosa, son los dos elementos sobre los que gira ‘Reflejos de la ciudad’, una muestra que despertará la sensibilidad de aquellos que saben mirar.


Elena García

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *