LA BASTIDA TOTANERA

ETIMOLOGÍAS REGIONALES. Por Santiago Delgado.

Me pasé la noche anterior con un ataque de tos furibundo, no dormí y a primera hora decidí, prudente, no acudir a una excursión a La Bastida, la Troya murciana, a la vez que el Machu Pichu también murciano, que le dicen, por ver si gana fama y difusión su existencia, que la merece.

Dado que fui alguien entre los promotores de esa excursión, me preparé un discursito etimológico para ilustrar a los más de treinta viajeros a Totana, que es la población más próxima a los restos arqueológicos. Otro día, cuando memore la vez que sí fui, les cuento el contenido. Hoy, baste con la etimología.

La Bastida: en primer lugar, hay que explicar el artículo. Es un artículo locativo, no deíctico, señalativo. La Deixis es la intención normativa del artículo, su misión lingüística es señalar el sustantivo (o su referente) al que acompaña, como conocido por emisor y receptor. Pero, además, y más en esta Región, el artículo tiene esta misión locativa. En el campo de Cartagena hay muchos lugares con el artículo “lo” delante. Les suele seguir el nombre de un apellido: Lo Ferro, Lo Pagán, Lo Poyo… Son todos apellidos de familias cartageneras del Siglo de Oro. Compran, o ya poseían, fincas con pozo en el Campo de Cartagena, y nominan a sus terrenos con su nombre. No es pensable la utilización del masculino singular, “el”, porque individualizaría el apellido, denigrándolo. En castellano o español, llamar a alguien iniciando su nombre con ese artículo es ningunearlo: “El Pérez”, sería denotativo. En catalán, no. El plural también es desechado porque obligaría a la forma plural en el sustantivo: Los Paganes, Los Poyos… que aludiría únicamente a las personas. Luego, más tarde, en el XIX, sí se utiliza: Los Urrutias, Los Garres… El femenino como locativo se usa cuando el sustantivo presenta una “a” final, que se asimila con femenino: La Murta, La Paca… es el caso de La Bastida.

Creo que la denominación es romana, no castellana. En español actual, las palabras ‘bastión’ y ‘bastimento’ tienen la misma raíz. Significa edificación, construcción robusta, con mucha posibilidad de carácter militar o defensivo. Bastión es el esquinazo reforzado de un castillo. Bastimento es directamente sinónimo de cimientos de un edificio.


LOS ROMANOS LLAMAN A AQUEL REDUCTO DE ANTIGUAS MURALLAS LA BASTIDA. ILLA BASTITA, ACASO EN SU IDIOMA. ES DECIR, EL LUGAR DONDE HAY MURALLAS FUERTES ANTIGUAS


Bien, los romanos llegan a Cartagena, la toman, e inmediatamente establecen buenas relaciones con los nativos, a raíz del conocido asunto de “La Continencia de Escipión”. Recordemos: El Romano vencedor no solo desiste de hacer su concubina a la bella princesa ibera que unos soldados suyos le ofrecen como presente, sino que ofrece el rescate que aportan sus padres como dote necesaria para casarse con el príncipe ibero Alucio, al que estaba destinada. Himilce, la afortunada aludida.

Vale. Escipión licencia legionarios y algunos de ellos, ocupados los sitios apropiados del Valle del Segura, se van Guadalentín arriba. Ellos le llaman Sangonera y buscan por las faldas de Sierra Espuña (aún faltan casi 1500 años para que se llame así). Y encuentran las ruinas que hoy llamamos de La Bastida. No les convencen tales ruinas para vivir en paz y se instalan en Totana, Elotana con visigodos, más cerca de tierras fértiles y de aguas. Pero llaman a aquel reducto de antiguas murallas, así: La Bastida. Illa Bastita, acaso en su idioma. Es decir, el lugar donde hay murallas fuertes antiguas.
En francés ‘bastide’ significa castillo antiguo. En España, el apellido Bastida es algo común, de origen leridano. Pero hay Bastidas en Salamanca y en Extremadura, además de la del Pirineo.

O sea, que el mero topónimo estaba cantando la existencia de murallas, desde hace dos mil años largos. Por eso lo de ‘un yacimiento anunciado’. Vale.


@sanmadelmar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *