“Jamás pensé en ser escritora”

ENTREVISTA A JULIA FERNÁNDEZ CONEJERO

Julia Fernández Conejero es hija del querido alcalde de Murcia, Ángel Fernández Picón, que fue presidente del Real Casino de Murcia. Nacida en la calle antigua de Correos, estudió en el Colegio de Jesús y María y se licenció en Derecho por la Universidad de Murcia.

resized_DSC_0026

PERFIL DEL SOCIO. Por Pedro A. Campoy / Fotografía: Elena García.

Julia vino como siempre, elegante y muy bien vestida, con un precioso traje de chaqueta rojo que me recordó al rojo intenso que la divina Rita Hayworth solía llevar. Si nuestra vida fuera una película, los críticos, sin duda, la considerarían una obra maestra multigénero: comedia, aventura y thriller psicológico. Julia tiene mucho de todo. Su padre fue su estandarte. “He sido muy querida por mis padres. Estoy muy orgullosa de ellos. Mi padre fue el que proyectó la Murcia moderna: la Plaza Circular, la Gran Vía… En la Plaza de Santa Catalina hay una placa en recuerdo a él. A mi querida Murcia le tengo un gran cariño y apego y, cuando no estoy en ella, deseo regresar. Parte de mi infancia la pasé en La Alberca donde jugaba con mi padre al ajedrez, al pin pon, al póker, al tenis y, en verano, tomaba el sol y los baños (y me bañaba) en Santiago de la Ribera”

¿Y cómo has terminado siendo escritora? “Jamás pensé en serlo y mira por donde entré en el mundo de las artes con exposiciones de pintura y publicando En busca de tu infinito (1994). Fue mi primer libro de poesía lírica. Gané el primer premio de relato corto con El secreto del legado de la carta de Dulcinea y un accésit con La última voluntad de Don Quijote”.

“Yo no escribo de cara a la sociedad, escribo con documentación y estudio entrando también en mi yo particular”

Y así, como el que no quiere, entra en la novela. “El cautivo del cuadro fue mi primera novela histórica, marcada por el misterio y la intriga. Narra el cautiverio de Cervantes en Argel. Una historia de ficción sobre lo que pudo pasar durante cinco años en la cárcel. Ahora, en octubre, presentaré en el Real Casino de Murcia mi segunda novela, 1936, una doncella en París, que trata de los preliminares de la guerra civil española y del holocausto judío. No desvelo más. Lo importante de una novela es que el lector se implique desde la primera página”. Julia, como es natural, tiene sus escritores preferidos. “Me engancha Quevedo, López de Vega, Inés de la Cruz… y como no, mi hermano Faustino fue determinante. Yo no escribo de cara a la sociedad, escribo con documentación y estudio entrando también en mi yo particular. En la actualidad, hay muchas personas que escriben pero lo difícil es lograr que te lo publiquen. Mi obra no pretende entretener. Pienso que lo más importante es la documentación que lleva”.

Oscar Wilde pensaba que las personas son simpáticas o aburridas. Hablando con Julia, lo de aburrida nada de nada, aunque como decía Billy Wilders nadie es perfecto. “Si lo fuera resultaría insoportable”, responde al dicho con rapidez. “Tengo muchos prejuicios aunque con el tiempo van madurando y evolucionando. Caprichosa no soy pues me controlo.”

Su signo del zodiaco es Aries, signo del fuego. “Cómo el de mi padre”. Otra vez sale la vena paterna. Su color, el azul. Su fruta, la mandarina, y su perfume, el galán de noche. En cuanto a viajes confiesa que son su punto débil y que su viaje soñado sería ir a Jerusalem.

Ni sofá ni chaise longue. “Butaca, siempre butaca”. Hay películas que te marcan y las verías una y mil veces. Lo tiene claro. Ni las de la divina Rita Hayworth, ni las de Liz Taylor con sus trenzas faraónicas en Cleopatra, ni las de Brigite Bardot. No duda, responde con rapidez: “Lo que el viento se llevó”.

Cuando fotografían a las personas, las caras se ponen serias y la sonrisa se desvanece. Julia no se inmuta cuando se las hacen para la entrevista. Para finalizar le solicitamos un párrafo literario o de su cosecha para colocar la guinda a esta entrevista. “El motor de la vida es la ilusión”.


Pedro Campy

Pedro A. Campoy

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *