CAMPEÓN DE ESPAÑA Y MIL TROFEOS

ENTREVISTA MATÍAS LÓPEZ ROMERO
Matías López Romero (75 años) tiene una mirada que transmite ilusión y una mueca de felicidad en la cara. Atiende encantado a la revista del Real Casino de Murcia y rememora los mejores momentos de su vida

PERFIL DEL SOCIO. Por Pedro A. Campoy.

¿A qué se ha dedicado?
Mi padre tenía un pequeño hotel en Alhama donde trabajé hasta los 30 años. Después me incorporé a la empresa El Pozo, donde pasé cuatro años. Por último, fui admitido en la Caja de Ahorros de Alhama de Murcia que, tras varias fusiones, terminó llamándose Caja de Ahorros del Mediterráneo. Allí pasé 33 años hasta la jubilación. La hostelería me gustaba, pero es muy esclava y por eso decidí cambiar de actividad.

¿Le gustaba la cocina después de haber pasado por un hotel?
Me gustaba y me gusta cocinar en casa a menudo.

¿Y la repostería?
Me encanta pese a que soy diabético y tengo que limitarme. Mi abuela y mi madre me licenciaron en dulces y tartas.

Hábleme de su juventud.
Aquellos años fueron muy agradables. Tuve una moto OSSA, después una Ducati y más tarde el clásico 600. Después del trabajo acudía a las verbenas, a las ferias, a las playas y, cómo no, a los bailes.

¿Su vida ha sido feliz?
Sí, dentro de mis posibilidades.

¿Qué opina del presidente de los EEUU?
Es un populista.

¿Y de nuestro Rey Felipe VI?
Es una persona muy preparada. Correcto, educado y serio. Es, sin duda, un símbolo para los españoles.

¿Hace deporte?
Todos los días ando aproximadamente una hora y sigo los consejos de los médicos.

¿Tiene enemigos?
Que yo sepa no, pero nunca se sabe.

¿Qué opina de la política actual?
No tengo una buena opinión. Demasiada corrupción, malas formas y, por tanto, bajo nivel. El Parlamento es un teatro donde actúan para quedar bien ante la opinión pública, pero en realidad solo tienen interés por su partido y no persiguen el interés general.

¿A qué renuncia en esta vida?
Me hubiese gustado más dedicarme a otras actividades pero la circunstancias de la vida, en sus círculos, son las que mandaron.

¿Viene con frecuencia al Real Casino?
La verdad es que sí. Paso muchos ratos con mis amigos y disfruto de la Sala de Billar y la de Dominó. Lo pasamos bien.

Matías es inteligente, observa el bosque y no se pierde en las ramas de los árboles. Por sus venas corrían desde siempre los campeonatos de tiro. ¿Es cierto que logró unos mil trofeos?
He competido al tiro al plato durante unos 35 años, haciendo pinitos en el tiro de pichón, y acabé dejando el plato para competir solo en pichón. Este año he tenido la suerte de ganar en veteranos el Campeonato de África (puntuación para el Campeonato del Mundo) en abril en Sevilla y también la Copa de España en mayo en Valencia. Sin duda es un honor para mí.

Y remato la entrevista afirmando que en todos los juegos es de los mejores, tanto al billar, como al dominó y en todo lo que dispute. Matías, evidentemente, tiene una magia especial en todo lo que se proponga.


Pedro Campoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *